Blog

Salud biopsicosocial, inclusión y vulnerabilidad

Cuerpos, casas y barrios en pandemia es una de las propuestas de Aprendizaje-Servicio en salud comunitaria que Farmamundi en colaboración con la Universidad de Santiago de Compostela  (USC) está realizando en este curso 2020/2021 financiada por la Xunta de Galicia – Cooperación Galega.

Esta iniciativa llevará al alumnado universitario al barrio de Vite (Santiago de Compostela) para realizar, en colaboración con las trabajadoras sociales del barrio, una radiografía de la salud comunitaria del lugar en tiempos de pandemia y aterrizar una propuesta de intervención para su comunidad.

¿Quién participa? 

En esta propuesta participan diferentes grados de ramas sociales y sanitarias de la USC, entre los que destaca la Escuela Universitaria de Traballo Social, concretamente las materias de Inclusión Social y Salud Mental.  

Para posibilitar el acercamiento a la realidad del barrio en tiempos de pandemia se cuenta con la imprescindible colaboración de Vite Rede (coordinadora de la colaboración entre entidades que trabajan en el barrio) y el proyecto ViteArquiva (colectivo que recupera la memoria del barrio al tiempo que reflexiona sobre su futuro). 

Además, el proyecto se acompaña de la asesoría pedagógica y metodológica del Laboratorio de innovación urbana para la actualización territorial RURBAN y de la Escuela Andaluza de Salud Pública en el desarrollo de contenidos específicos sobre el modelo de salud comunitaria basada en activos. 

¿Dónde?

El contexto en el que desarrolla la propuesta es el barrio de Vite en Santiago de Compostela, barrio de viviendas sociales de finales de los años 70 que desde sus inicios cuenta con una fuerte organización a nivel asociativo y comunitario.

¿Qué haremos? 

Se llevará a cabo un trabajo de Aprendizaje- Servicio en el que el alumnado será quien de realizar una radiografía del estado actual de los activos de salud en el barrio, elaborar propuestas para su mejora y desarrollarlas la comunidad de Vite acompañada de las personas trabajadoras sociales del barrio.

Las formas de trabajar se tienen que adaptar a las circunstancias actuales de la pandemia que no permiten trabajar presencialmente con el vecindario, exigiendo imaginar una metodología que responda a las necesidades del alumnado y que cuide a las personas implicadas. Se propone un espacio híbrido, que transite entre el conocimiento directo y las fuentes secundarias, en el que el alumnado pueda (re)conocer el barrio y encontrarnos todas as personas de forma segura.