Blog

Construir entornos seguros en las escuelas

La escuela debería ser siempre un espacio en el que la infancia se sienta segura, aunque según los datos de organizaciones como UNICEF la mitad de los adolescentes del mundo sufre violencia en la escuela. Una situación que afecta a su salud física, su bienestar emocional, al rendimiento académico de los niños y niñas y al clima escolar del centro educativo. Desde Farmamundi trabajamos por una  educación en valores, basada en el respeto, la paz y la tolerancia ya que estos elementos son clave desde edades muy tempranas. 

El proyecto de Aprendizaje-Servicio “Con ojos de niñez. Construyendo colectivamente entornos seguros desde el ámbito socioeducativo. La salud desde miradas socioeducativas”, financiado por la Cooperación Galega-Xunta de Galicia, ha tenido como objetivo formar a los futuros y futuras profesionales de la educación en la creación de espacios seguros y una educación inclusiva. 

“Este proyecto parte de la necesidad de construir entornos educativos seguros, sanos y saludables para la infancia. Los niños y niñas necesitan estar y sentirse protegidos, disponer de referentes educativos que acompañen sus procesos y su crecimiento con amor y respeto, tanto dentro como fuera de las aulas, lo cual repercute en su desarrollo personal y en su propio bienestar y salud”, explica María Gento, responsable de la delegación de Farmamundi en Galicia y coordinadora del proyecto.

227 estudiantes de la Facultad de Educación de la Universidad de Santiago de Compostela han participado en el proyecto en el que se han abordado temas para conocer cómo se pueden construir espacios seguros desde y para la niñez y qué tipo de educación se quiere construir. Los tres ejes transversales de este proyecto han sido la educación, el feminismo y la salud. 

El proyecto ha contado con la colaboración de Lorena Añón Loureiro, profesora de los Grados en Educación Infantil, Grado en Educación Primaria y Doble Grado en Educación Infantil y Primaria de la Universidad de Santiago de Compostela, quien colabora con la ONGD desde el año 2017 y se involucra en procesos educativos transformadores, con el fin de que el alumnado se acerque a la realidad en la que se insertarán como docentes en un futuro. Por otro lado, Alicia Tojeiro Ríos, Premio Educa 2020 a la mejor profesora de Primaria y maestra del CEIP Isidro Parga Pondal (Oleiros, A Coruña), ha facilitado que el alumnado universitario interactúe con el alumnado de 3º de la E.S.O. y diseñen juntos el modelo de profesor y profesora ideal para su educación formal.

Durante el proyecto se han realizado diferentes sesiones teóricas y prácticas para capacitar al alumnado en metodologías participativas aplicando técnicas de investigación social propias de la identificación de activos de salud para dar a conocer diversas realidades comunitarias con acciones y participaciones. Se realizaron cartografías sociales y pedagógicas que permitieron dialogar, reflexionar y generar alternativas de cambio. Durante este proceso, se contó con el apoyo del Colectivo de Mujeres de Matagalpa (Nicaragua) con las dinamizadoras Ana Ara y Beatrice Huber, con amplia experiencia en la dinamización de procesos comunitarios con enfoques participativos e inclusivos.